viernes, 26 de diciembre de 2014

7 Razones Para Llorar

Posted by Harold D' B.B. On 9:45:00 p. m.

Muchos de nosotros hemos pasado por momentos dolorosos, lo lógico sería demostrar la tristeza, la angustia o el malestar que sentimos, ya sea platicando, llorando, o cualquier actividad que nos ayude a expresar tan desastroso afecto para lograr desahogarnos.


Pero en ocasiones sucede lo contrario, se reprime el sentimiento aparentando que no existe dolor alguno, simplemente nos sumergimos en actividades para “no pensar”. Tengamos en cuenta que para algunas personas es vergonzoso llorar, pero ¿cuáles son las consecuencias de no llorar cuando nos sentimos tristes, enojados o agobiados? Es también preciso reflexionar ¿cuáles son los beneficios del llanto?

Algunas veces es complicado expresar nuestros sentimientos, y las palabras no bastan para describir las emociones. Se comprende que hay dolor, sin embargo, la sensación desagradable puede ser angustia, tristeza, melancolía, enojo, incertidumbre o desamor, por lo general no nos detenemos para pensar que es lo que realmente sentimos, hasta que aparece el nudo en la garganta, dolor en el pecho, sensación de vacío en el estómago. Todas son manifestaciones físicas del afecto desagradable que nos atraviesa cuando pasamos por un momento doloroso.

Es importante establecer qué es lo que sentimos para no confundirlo, por ejemplo, se puede estar molesto por alguna situación o persona, pero se piensa que es tristeza. También pasa al contrario, es muy común observar que en lugar de reconocer lo que te hace sentir mal y triste se empieza a generar un enojo por pequeños detalles que en otras ocasiones serían insignificantes, o te enojas con la persona que te causó alguna herida emocional.

Te recomiendo detenerte unos minutos a reflexionar sobre lo que verdaderamente sientes y a quien está dirigido ese afecto, es el primer momento de descarga emocional. Si recordar te hace llorar no significa que seas voluble, inseguro o débil, es tan sólo una manera de expresar las emociones que todas las personas tenemos.

Para superar alguna situación o persona que nos ha herido es necesario “repetir, recordar y reelaborar”, es decir, se presenta el sentimiento desastroso, lo recordamos y nos hiere en una segunda o tercera ocasión, pero al lograr conocer nuestro pesar podemos reajustar nuestro sistema para superarlo. Si estas acciones te conducen al llanto, piensa en los siguientes beneficios de las lágrimas:

1. Descarga energética. La sensación de paz y relajación después de llorar es comparable a varias horas de meditación profunda, esto significa que tu sistema ha descargado toda la energía dañina de tu cuerpo y de tu espíritu.

2. Autoconocimiento. A partir de conocerte a profundidad puedes tomar decisiones correctas para no cometer los mismos errores que te causan dolor, así también poco a poco superar la perdida y angustia que estas sufriendo.

3. Conexión profunda con tus seres queridos y personas que están en la misma situación. Hablar sobre el tema no solo sirve para relajarte y descansar, puede crear vínculos de amistad o de amor.

4. Sensación de felicidad. El cuerpo es tan sabio que siempre necesita estar en equilibrio; después de una emisión de llanto es muy posible que tu sistema descargue dopamina, es un neurotransmisor encargado de dar energía y efecto de felicidad.

5. Evita enfermedades como la gastritis. El expresar sentimientos de dolor y desahogarte puede evitar algunas enfermedades, principalmente gastritis. Recuerda que el hecho de no querer hablar del tema o recordar no significa que el problema y el dolor desaparezcan, de hecho en el cuerpo se guardan ácidos que producen enfermedades. Por lo que es beneficioso llorar y liberarse de todos los sentimientos negativos.

6. Desparece el sentimiento de dolor. Guardar emociones displacenteras genera más sentimientos de dolor, como soledad, angustia o frustración, porque la tristeza no se va y el dolor puede incrementar; al llorar liberas todos estos sentimientos negativos y podrás sentir que el dolor ya no está.

7. Limpieza nasal y ocular. Las lágrimas están hechas de componentes que ayudan a limpiar los ojos, por ello cuando entra una basurita en los ojos se sueltan lágrimas. Al llorar, los conductos de la nariz, la frente y los ojos se limpian, pudiendo desechar algunas toxinas que guardamos en la piel o en esas zonas.

En ocasiones reímos para no llorar, pero reprimir el llanto puede ser contraproducente para nuestro bienestar físico y emocional.



Por:-  Lic. Psic. Mayra Gómez

viernes, 24 de octubre de 2014

El Sol y la Luna

Posted by Harold D' B.B. On 5:51:00 p. m.

El sol y la luna eran, dos enamorados, dicho amor no tenia condición alguna pues era en esencia puro y benigno.

Como ocurrió todo? Como se hizo fuerte dicho amor?; son enigmas que pues nadie sabia con certeza la respuesta, Unos decían que fue amor a primera vista, otros que fue producto de que se conocieron de niños y cuando se hiciera adolescentes se enamoraron, y los últimos decían que no se conocían mas que por leyendas y por mensajes que les llevaba el viento.

Y fue a si como Afrodita, la diosa de la belleza y el amor, sintió celos que una pareja de mortales pudiese sentir tan grande amor.

Y entonces decidió demostrar que el amor de dichos humanos no era tan grande, para lo cual bajo del Olimpo, y se presento frente al mancebo, con toda su belleza, y haciendo gala de su máximo poder de seducción, poder tal que ninguna mujer puede manejar también como ella.

Pero ante la sorpresa de Afrodita, el mozo, puesto en pie le dijo, mi señora se que sin duda usted a de ser la mujer mas bella que existe, y su dulzura mayor que la de cualquier ser mundanal.

Pero mi corazón solo es de luna, mi amada mujer, Pues para mi ella es mas deseable mas que Oro refinado. Dulce que la miel y de miel que destila del panal.

Entonces Afrodita indignada al no poder tentar al Hombre y darse cuenta que su amor superaba incluso a los dioses.

Ordeno separarles para siempre. Y a si mando al hombre a que solo saliera en día y a la mujer de noche de esta manera nunca se encontrarían y ese amor se agotaría.

Sin embargo, dicho amor nunca se termino y entonces llego la bendición de Zeus el cual no pudiendo deshacer la orden de Afrodita, le dio una posibilidad, y le dijo al hombre que cuando quisiere ver a su amada debía esforzarse al máximo y entonces podría ver el borde del rostro de su amada.

Entonces en los días cuando la temperatura es alta, es que el sol brilla con toda su intensidad, entonces se puede ver la silueta de la luna en horizonte.

Y no es otra cosa que el Sol que quiere mirar desde lejos a su amada Luna.

jueves, 23 de octubre de 2014

La Historia De Como El SOL Amaba tanto a la LUNA

Posted by Harold D' B.B. On 10:16:00 a. m.


Cuéntame la Historia De Como El SOL Amaba tanto a la LUNA , que moría cada noche para dejarla respirar .
Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez se enamoraron perdidamente y desde ahí comenzaron a vivir un gran amor.

El mundo aun no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dio un toque final… ¡el brillo!

Dios decidió que el SOL iluminaría el día y que la LUNA iluminaría la noche y por ese motivo estarían obligados a vivir separados.

Ambos fueron invadidos por una gran tristeza y cuando se dieron cuenta que nunca más se encontrarían…

La LUNA fue quedándose cada vez más triste. A pesar del brillo dado por Dios, ella se sentía sola.

El SOL a su vez, había ganado un titulo de nobleza “ASTRO REY” pero eso tampoco le hizo feliz.

Dios viendo esto los llamó y les explicó:

Tú, LUNA, iluminarás las noches frías y calientes, encantarás a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías.

En cuanto a ti SOL, mantendrás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminar la Tierra durante el día, darás calor al ser humano y solo eso hará a las personas más felices.

La LUNA mas triste se puso con ese cruel destino y lloró amargamente y el SOL al verla tan triste, decidió que no podría ser débil, ya que debía darle fuerzas y ayudarla a aceptar lo que Dios había decidido.

Aun así, el estaba tan preocupado que decidió pedirle algo a Dios:

Señor, ayúdale a la LUNA por favor, es mas frágil que yo, no soportará la soledad…

Y Dios… en su gran compasión… creó las estrellas para hacerle compañía a la bella LUNA.

La LUNA siempre que esta muy triste recurre a las estrellas que hacen de todo para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.

Hoy ambos viven así… separados, el SOL finge que es feliz, y la LUNA no puede disimular su tristeza.

El SOL arde de pasión por ella y ella vive en las tinieblas de su pena.

Dicen que la orden de Dios era que la LUNA debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo logró… porque es mujer y una mujer tiene fases… Cuando es feliz, consigue ser llena, pero cuando es infeliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.

LUNA y SOL siguen su camino. El solitario pero fuerte y ella, acompañada de las estrellas, pero débil.

Los hombres intentan constantemente conquistarla, como si eso fuese posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás ha conseguido traerla hasta la tierra, nadie realmente ha conseguido conquistarla por más que lo intentaron.

Sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la LUNA y el SOL… fue en ese instante cuando El creo el Eclipse.

Hoy SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos momentos que les fueron concedidos y que tanto cuestan que sucedan.

Cuando mires al cielo, a partir de ahora y veas que el SOL cubre a la LUNA es porque el SOL se acuesta sobre ella y comienzan a amarse. Es a ese acto de amor al que se le dio el nombre de Eclipse.

Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al cielo en ese momento, tus ojos pueden cegarse al ver tanto amor.

Ahora ya sabes… esta es la bella historia del SOL y la hermosa LUNA, esa historia que fue capas de erizar tu cuerpo al pensar que puede ser tu historia de amor…



lunes, 25 de agosto de 2014

El experimento del Arroz

Posted by Harold D' B.B. On 1:47:00 p. m.

El Dr. Masaru Emoto, es un investigador y sanador Japonés ha dado al mundo una gran cantidad de evidencia de la magia del pensamiento positivo.

Dice que los pensamientos humanos e intenciones pueden alterar la realidad física, tales como la estructura molecular del agua. Dado que los seres humanos están compuestos por al menos un 60% de agua.

El experimento del arroz es una famosa manifestación del poder de los pensamientos negativos (y la inversa, el poder del pensamiento positivo.)

El Dr. Emoto puso porciones de arroz cocido en 3 contenedores. En un recipiente, escribió “Gracias” y por otro “Eres un tonto” y el 3ro lo ignoro por completo ,repitió lo que decían las etiquetas de los frascos en voz alta todos los días cuando pasaba por en frente . Después de 30 días, el arroz en el recipiente con pensamientos positivos estaba germinando y tenia un olor agradable , mientras que el 2do otro estaba mohoso y , el 3ro (ignorado) se pudrió !!!

miércoles, 20 de agosto de 2014

El Canasto de Carbón

Posted by Harold D' B.B. On 12:44:00 p. m.

(REFLEXIÓN... LEE HASTA EL FINAL Y COMPARTELO A LAS PERSONAS IMPORTANTES DE TU VIDA)

Cuenta la historia de un anciano que vivía en una granja en las montañas de Mendoza con su joven nieto.
Cada mañana, el abuelo y su nieto se sentaban a la mesa de la cocina para leer la vieja y estropeada Biblia.
Un día el nieto le preguntó: - abuelo, yo intento leer la Biblia, me gusta mucho pero no la entiendo y lo poco que logro entender se me olvida enseguida.
¿Por qué necesitamos leer la Biblia? ¿Qué tiene de bueno?
El abuelo que escuchaba, mientras echaba carbón en la estufa, respondió: - Querido hijo, toma el canasto de carbón ve al río y tráemelo lleno de agua.
El nieto obedeció a su abuelo, aunque toda el agua se perdió antes de que él pudiera volver a la casa.
El abuelo se rió y dijo: - Tendrás que caminar más rápido y lo envió nuevamente al río con el canasto del carbón para hacer un nuevo intento.
Esta vez el niño corrió todo lo que pudo, pero de nuevo el canasto estaba vacío antes de que llegara a la casa.
Casi sin respiración, le dijo a su abuelo. - Llevar agua en un canasto de carbón es imposible, nunca lo lograré. Si tú quieres que traiga agua iré con otro tipo de recipiente.
Pero el anciano dijo: - Es que yo no quiero un recipiente de agua, quiero un canasto de agua.
- Tú puedes lograrlo, trata de ir más rápido y lo conseguirás.
El anciano salió, para ver lo que hacía su nieto. El niño sabía que era imposible, pero quería demostrar a su abuelo que aún cuando corriese tan rápido como podía, el agua se saldría antes de que llegase a la casa.
Al llegar de nuevo con el canasto vacío, dijo: - ¡Mira abuelo, es inútil!
- ¿Por qué piensas que es inútil? Le preguntó el anciano. Mira dentro del canasto, ¿no ves algo diferente? El niño miró el canasto y no vio nada especial, pero de pronto se dio cuenta de que en lugar de estar sucio y lleno de restos de carbón, estaba muy limpio.
-Hijo, le dijo el abuelo, esto es lo que pasa cuando tu lees la Biblia, tal vez no puedes entender o recordarlo todo, pero a medida que la vas leyendo te limpia por dentro.
“Ésa es la obra de Dios en nuestra vida. Para transformar nuestro interior, debe lavarnos lenta y constantemente hasta producir una limpieza, que le permita obrar sin ningún tipo de obstáculos”.

sábado, 14 de junio de 2014

La Fabula del Puerco Espín

Posted by Harold D' B.B. On 1:26:00 p. m.

Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío.

Los puerco espín dándose cuenta de la situación, decidieron unirse en grupos.
De esa manera se abrigarían y protegerían entre sí, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, los que justo ofrecían más calor. Por lo tanto decidieron alejarse unos de otros y empezaron a morir congelados.
Así que tuvieron que hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o desaparecían de la Tierra. Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos. De esa forma aprendieron a convivir con las pequeñas heridas que la relación con una persona muy cercana puede ocasionar, ya que lo más importante es el calor del otro.
De esa forma pudieron sobrevivir.

MORALEJA:
La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y admirar sus cualidades.

sábado, 31 de mayo de 2014

10 LADRONES DE TU ENERGÍA

Posted by Harold D' B.B. On 2:14:00 a. m.

1- Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un bote para echar su basura, procura que no sea en tu mente.

2- Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.

3- Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.

4- Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas.

5- Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad.

6- Tira, levanta y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.

7- Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos.

8- Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria.

9- Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.

10-Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.

.:: Dalai Lama ::.

sábado, 17 de mayo de 2014

LOS DIAMANTES

Posted by Harold D' B.B. On 8:21:00 p. m.

Cuentan que una vez un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena mientras pensaba:
“Si tuviera un coche nuevo, sería feliz”
Si tuviera una casa grande, sería feliz”Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz”Si tuviera pareja perfecta, sería feliz”
En ese momento, tropezó con una bolsita llena de piedras y empezó a tirarlas una por una al mar cada vez que decía:
“Sería feliz si tuviera…”
Así lo hizo hasta que solamente quedaba una piedrita en la bolsa, la cual guardó. Al llegar a su casa se dio cuenta de que aquella piedrecita era un diamante muy valioso.

¿Te imaginas cuantos diamantes arrojó al mar sin detenerse y apreciarlos?
Cuántos de nosotros pasamos arrojando nuestros preciosos tesoros por estar esperando lo que creemos perfecto o soñado y deseando lo que no se tiene, sin darle valor a lo que tenemos cerca nuestro?
Mira a tu alrededor y si te detienes a observar te darás cuenta cuan afortunado eres, muy cerca de ti está tu felicidad, y no le has dado la oportunidad de demostrarlo.

Observa la piedrecita, que puede ser un Diamante valioso. Cada uno de nuestros días es un diamante precioso, valioso e irreemplazable. Depende de ti aprovecharlo o lanzarlo al mar del olvido para nunca más poder recuperarlo.

miércoles, 5 de marzo de 2014

El primer amor, es "el Amor Propio"

Posted by Harold D' B.B. On 7:17:00 p. m.

Es definitivo, si de alguien aprendo de le vida, el amor, los sentimientos, la felicidad, el deseo por crecer y aceptarse es de mis pacientes. Son los mejores maestros, a los que más admiro y más respeto.

Esta semana, uno de ellos, al que llamaré “D”, estaba muy triste pues no lograba entender por qué él o muchas otras personas, siendo y reconociéndome como individuos atractivos, inteligentes, exitosos, en pocas palabras, sabiéndose “buenas personas” estaban solas y no conseguían el amor de otra persona, o, si lo tenían por algún tiempo, al final se marchaba.

Hablamos durante la sesión de este miedo al quedarse solo, a no ser visto, apreciado, aceptado, amado.

Me di cuenta de que había una parte en él que se sentía sola y desvalorizada. Que esperaba desesperadamente que hubiera alguien en el mundo que le dijera que era un tipo valioso, que le dijera que podía reconocerlo, aceptarlo, apreciarlo y amarlo. El problema que no alcanzaba a reconocer “D” es que estaba buscando ese reconocimiento fuera de él, en el exterior, antes de tratar de darse todo eso él mismo primero que nadie.

Decidí hacer un ejercicio y poner a dialogar a “dos partes” de mi paciente. Por “partes” me refiero a dos características de su personalidad que, pude reconocer durante nuestra conversación, estaban en conflicto dentro de “D”.

En un cojín le pedí que se sentara al que se sentía solo, no valorado ni amado, la parte “vulnerable o sensible de D”. Esta parte sensible expresó lo doloroso que era no encontrar a alguien que le dijera que lo valoraba, que podía aceptarlo y amarlo siendo como era, una parte sensible y que anhelaba el amor.

Después le pedí que se cambiara de lugar, y, desde ahí, hablara ahora la parte “fuerte y autónoma de D”. Cuando logré que “D” se contactara con esta parte, le pedí que viera a la otra, a la “vulnerable”, que la observara y que tratara de “empatizar” con ella, sin juzgara, ni descalificara, sin tratar de cambiarla, pues, aunque sufriera, era una parte importante de él.

A “D” le costó trabajo hacer lo que le pedía. Empezó diciéndole a la parte sensible que sus temores le hacían cometer errores, no darse cuenta de las cosas y, al final, salir más lastimado y sentirse más solo.

Yo le explique a “D” que eso no ayudaba a la parte “vulnerable” pues, en vez de hacerla sentir aceptada, la estaba haciendo sentir rechazada e inadecuada por ser como era. Desde el lugar de la parte sensible “D” expresó su dolor, su sentirse “regañado y exigido” y volvió a expresar su necesidad de ser aceptado por ser justamente COMO ERA, sin que le exigiera cambiar.

Finalmente “D”, comprendió la necesidad de la otra parte y logró hablarle desde el corazón: pudo reconocer que sí lo veía, que lo aceptaba e incluso que lo admiraba pues, gracias a su parte sensible, había logrado darse cuenta de muchas cosas valiosas. Durante este diálogo, “D” se fue dando cuenta que la parte sensible le ayudaba a lograr muchas cosas, que, sin esta parte, su vida no sería la misma y él no sería el mismo ni tendría la capacidad de lograr muchas cosas sumamente importantes en su vida, y que sólo podía verlas con el alma y los sentimientos, a través de su parte sensible.

Esta parte “sensible” se fue sintiendo cada vez más aceptada, apreciada, querida y pudo comprender al fin, que no era afuera donde tenía que buscar la aceptación, antes que nada, debía encontrar el amor dentro de él. Si lo lograba, entonces podría buscarlo fuera. Si por alguna razón no lo encontraba en ese momento o en el futuro, siempre podría dárselo a sí mismo. Pero, paradójicamente, cuando uno deja de buscar afuera y encuentra en su interior ese amor, es más fácil que aparezca también en el exterior.

Le pedí a “D” se cambiara de nuevo de lugar, a un tercer sitio y le pedí que abrazara a dos cojines que representaban a las dos partes de su ser, la fuerte y la vulnerable, que se diera cuenta que una no era mejor ni más importante, que las dos eran fundamentales para él y que las integrara en todo su ser.

La moraleja de este ejercicio salta a la vista: mientras buscamos la aceptación, el reconocimiento, la valoración afuera, y no somos capaces de darnos todo eso nosotros mismos, nada logramos. Si nosotros no nos queremos primero, incondicionalmente, y nos aceptamos, jamás resonará el amor de otros en nuestro interior, simplemente, no seremos capaces de escuchar esos ecos. Y, si al final logramos darnos primero ese amor y aceptación a nuestros mismos, automáticamente todo cambiará a nuestro alrededor y seremos capaces de reconocer el inmenso amor que nos rodea, por parte de los otros y de la vida entera.

Por todo ello, no esperes un día más para empezar a amarte, a aceptarse y a reconocer lo valioso que eres… empieza hoy mismo a trabajar en ello y, si te es difícil hacerlo tú solo, busca apoyo, el saber pedir ayuda, también es un acto de inteligencia, de valentía, de amor por uno mismo.

Desde este espacio, te abrazo y te aprecio por estar en esta búsqueda de ti mismo.

jueves, 20 de febrero de 2014

Di lo que sientes

Posted by Harold D' B.B. On 11:09:00 p. m.

Di lo que sientes

Siempre dí lo que sientes y haz lo que piensas...
Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma.
Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más.
Si supiera que esta fuera la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente.
Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo diría te quiero y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.
Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuánto te quiero y que nunca te olvidaré.
El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo.

Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas.
Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si el mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para un sonrisa, un abrazo, un beso, y que estuviste muy ocupado para concederle a alguien un último deseo.

Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesitas, quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles "lo siento", "perdóname", "por favor", "gracias" y todas las palabras de amor que conoces.

Nadie te recordará por tus pensamientos secretos.

Pide al Señor la fuerza y sabiduría para expresarlos.

En la India se enseña las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”

Posted by Harold D' B.B. On 11:05:00 p. m.

En la India se enseña las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”
La primera dice:
“La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.
La segunda ley dice:
“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”.
Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante.
No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante.
Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.
La tercera dice:
“En cualquier momento que comience es el momento correcto”.
Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.
Y la cuarta y última:
“Cuando algo termina, termina”.
Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegue a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!

domingo, 2 de febrero de 2014

Las 10 reglas de oro para cambiar tus pensamientos y mejorar tu vida

Posted by Harold D' B.B. On 10:47:00 a. m.

1 -Cuida tu mente. Rodéate de personas y cosas que te hagan sentir bien, que te aporten crecimiento y positivismo. Evita estímulos negativos, vengan de donde vengan. Tu mente es demasiado maravillosa como para contaminarla. La negatividad de la que se empapa tu mente te reporta luego un sinfín de pensamientos negativos en ella.
2- Crea tus propios patrones de pensamientos para alimentar tus creencias. Esto es, utiliza afirmaciones si quieres fabricadas por ti mismo. Frases que te digas a ti mismo y te reporten beneficio psicológico.
3- Serena y calma tu mente. En ella se fabrican tus pensamientos, la mayor parte del tiempo de forma automática y repetitiva. Se comporta como un animal salvaje, después de muchos años de haber descuidado su vigilancia. Meditación, Relajación, Pilates, da lo mismo. Tienes que volver a ser el dueño de tu mente y de tus pensamientos.
4- La disciplina y el autodominio hacen posible que tu mente este bajo tu control. Tienes que ser perseverante y cuando veas que aparecen pensamientos negativos corregirlos rápidamente y tantas veces como haga falta por pensamientos opuestos positivos.
5- Rectitud en la palabra. Como hablas es un reflejo de tus pensamientos más profundos. Presta atención a como hablas y date cuenta de cuando lo que dices no ayuda a que te sientas realmente bien. En esos casos aprende de tus palabras para en otra ocasión cambiarlas por otras que te hagan sentir bien.
6- Rectitud en la acción. Da ejemplo con cada acción, siéntete a gusto de cómo eres y de cómo actúas. Compórtate como lo haría la mejor versión de la persona que quieres llegar a ser.
7- Vive en el ahora. Siente el presente. De este modo tu mente se calla, se apacigua y es más fácil de utilizar. Cuando sea necesario su uso, surgirá un pensamiento limpio y nuevo, único y lleno de energía positiva, lleno de la agudeza que requiera la situación.
8- Si eres capaz de hacer un poco más feliz a cada persona con la que interactúas en el día, estás sembrando un campo entero de pensamientos positivos en tu mente. No hace falta mucho esfuerzo, muchas veces basta con una sincera sonrisa.
9- No te puedes permitir el lujo del miedo, el estrés o la ansiedad, ni un solo día de tu vida. Un día que vives bajo estos términos supone un montón de pensamientos negativos en tu mente.
10 -Fíjate en todas aquellas virtudes que encuentres en los demás y hazlas tuyas. Por contrario guárdate las críticas hacia tus semejantes, y descúbrelas en tu interior pues seguro están ahí, si no jamás te hubieran molestado.
Si eres capaz de seguir estas 10 reglas y aplicarlas diariamente, te aseguro que harás de tu mente un bello jardín lleno de hermosas flores y plantas, del que solo podrán surgir pensamientos positivos que mejoraran tu calidad de vida y harán posible que seas capaz de crear la vida que siempre has soñado.

Gracias, Gracias, Gracias

Aprender a NO tomarse todo como algo personal

Posted by Harold D' B.B. On 10:40:00 a. m.

Aprender a no tomarse las cosas, los juicios, las palabras y hasta los hechos como algo personal, es una habilidad que puede resultar muy útil, y sobre todo muy liberadora.
Cuando caes en el error de tomarte todo lo que llega a tus oídos como algo personal, sientes la necesidad de identificarte con ello. Mejor dicho, tu ego necesita de ello. Responderá ofensivamente contra ti o contra la otra persona si te sientes desprestigiado y se sentirá alagado e incrementado si lo que recibes son palabras alentadoras.
En cualquiera de los dos casos, busca la aprobación externa, y aunque en ocasiones lo consiga, cedes toda tu valoración personal al juicio de otra persona, aún por encima del tuyo propio.
Un juicio, que no deja de ser relativo y condicionado por el punto de vista personal de alguien que valora en función de su situación actual o incluso intereses.
Por ello es necesario que no te tomes las cosas como algo personal, sobre todo cuando esas palabras atentan contra ti.
Todos sabemos que en función de las circunstancias reaccionamos de una manera u otra ante las mismas situaciones.
Por poner un ejemplo:
Puede que un día, te hayas estado preparando, acicalando durante mucho tiempo, para reunirte con tus amigos o amigas. Poco antes de salir por la puerta del portal, te encuentras con un vecino o vecina, que lleva un día de “perros” (con todo el respeto) o simplemente siente envidia por lo bien luces. Y su comentario sea ofensivo para ti. Algo referente al peinado, o al vestido, los zapatos o cualquier otro accesorio que se te ocurra…
Si te tomas su juicio como algo personal, en ti se crea una gran inseguridad. Quizás te arrepientas de alguna de tus elecciones sobre el conjunto, pero lo cierto es que fuera cual fuera tu elección, esta no hubiera sido distinta. Esa persona, en ese momento, arrastra cantidad de sensaciones negativas, recogidas a lo largo del día. Y aunque sea una bella y buena persona, ni si quiera es consciente de que te ofende. Es como si en ese momento estuviera dominada por un virus, y éste sintiera la necesidad de propagarse para cumplir su misión de seguir infectando a más personas. Tal como funciona un virus informático, o un virus gripal.
Es un ego despertando a otro ego. Alimentándose de la necesidad de juzgar y luchar.
Bajo esa situación imaginaria, aparece un hecho que todos realizamos en algún momento. Incluso con nuestros seres queridos. No significa que seamos malas personas o no los queramos, simplemente actuamos de manera inconsciente porque nuestro punto de vista siempre está condicionado, sobre todo cuando nos dejamos arrastrar por los acontecimientos de un mal día.
Cuando comienzas a aplicar esta habilidad de no tomarse los juicios o acontecimientos como algo personal. Eres inmune a ese virus del que hablábamos antes. Es una gran liberación. Los comentarios, los hechos, son los mismos, pero se puede decir que estás vacunado. Ya no sólo no te afecta lo que pienses los demás, sino que comprendes que en ocasiones, en la mayoría de las ocasiones, las personas actuamos en función de los acontecimientos y situaciones. Algo que todos en algún momento hemos hecho.
Además, el hecho de conocerlo y aplicarlo, minimiza enormemente tu necesidad de juzgar y automatiza el perdón hacia los demás.