viernes, 26 de diciembre de 2014

7 Razones Para Llorar

Posted by Harold D' B.B. On 9:45:00 p. m.

Muchos de nosotros hemos pasado por momentos dolorosos, lo lógico sería demostrar la tristeza, la angustia o el malestar que sentimos, ya sea platicando, llorando, o cualquier actividad que nos ayude a expresar tan desastroso afecto para lograr desahogarnos.


Pero en ocasiones sucede lo contrario, se reprime el sentimiento aparentando que no existe dolor alguno, simplemente nos sumergimos en actividades para “no pensar”. Tengamos en cuenta que para algunas personas es vergonzoso llorar, pero ¿cuáles son las consecuencias de no llorar cuando nos sentimos tristes, enojados o agobiados? Es también preciso reflexionar ¿cuáles son los beneficios del llanto?

Algunas veces es complicado expresar nuestros sentimientos, y las palabras no bastan para describir las emociones. Se comprende que hay dolor, sin embargo, la sensación desagradable puede ser angustia, tristeza, melancolía, enojo, incertidumbre o desamor, por lo general no nos detenemos para pensar que es lo que realmente sentimos, hasta que aparece el nudo en la garganta, dolor en el pecho, sensación de vacío en el estómago. Todas son manifestaciones físicas del afecto desagradable que nos atraviesa cuando pasamos por un momento doloroso.

Es importante establecer qué es lo que sentimos para no confundirlo, por ejemplo, se puede estar molesto por alguna situación o persona, pero se piensa que es tristeza. También pasa al contrario, es muy común observar que en lugar de reconocer lo que te hace sentir mal y triste se empieza a generar un enojo por pequeños detalles que en otras ocasiones serían insignificantes, o te enojas con la persona que te causó alguna herida emocional.

Te recomiendo detenerte unos minutos a reflexionar sobre lo que verdaderamente sientes y a quien está dirigido ese afecto, es el primer momento de descarga emocional. Si recordar te hace llorar no significa que seas voluble, inseguro o débil, es tan sólo una manera de expresar las emociones que todas las personas tenemos.

Para superar alguna situación o persona que nos ha herido es necesario “repetir, recordar y reelaborar”, es decir, se presenta el sentimiento desastroso, lo recordamos y nos hiere en una segunda o tercera ocasión, pero al lograr conocer nuestro pesar podemos reajustar nuestro sistema para superarlo. Si estas acciones te conducen al llanto, piensa en los siguientes beneficios de las lágrimas:

1. Descarga energética. La sensación de paz y relajación después de llorar es comparable a varias horas de meditación profunda, esto significa que tu sistema ha descargado toda la energía dañina de tu cuerpo y de tu espíritu.

2. Autoconocimiento. A partir de conocerte a profundidad puedes tomar decisiones correctas para no cometer los mismos errores que te causan dolor, así también poco a poco superar la perdida y angustia que estas sufriendo.

3. Conexión profunda con tus seres queridos y personas que están en la misma situación. Hablar sobre el tema no solo sirve para relajarte y descansar, puede crear vínculos de amistad o de amor.

4. Sensación de felicidad. El cuerpo es tan sabio que siempre necesita estar en equilibrio; después de una emisión de llanto es muy posible que tu sistema descargue dopamina, es un neurotransmisor encargado de dar energía y efecto de felicidad.

5. Evita enfermedades como la gastritis. El expresar sentimientos de dolor y desahogarte puede evitar algunas enfermedades, principalmente gastritis. Recuerda que el hecho de no querer hablar del tema o recordar no significa que el problema y el dolor desaparezcan, de hecho en el cuerpo se guardan ácidos que producen enfermedades. Por lo que es beneficioso llorar y liberarse de todos los sentimientos negativos.

6. Desparece el sentimiento de dolor. Guardar emociones displacenteras genera más sentimientos de dolor, como soledad, angustia o frustración, porque la tristeza no se va y el dolor puede incrementar; al llorar liberas todos estos sentimientos negativos y podrás sentir que el dolor ya no está.

7. Limpieza nasal y ocular. Las lágrimas están hechas de componentes que ayudan a limpiar los ojos, por ello cuando entra una basurita en los ojos se sueltan lágrimas. Al llorar, los conductos de la nariz, la frente y los ojos se limpian, pudiendo desechar algunas toxinas que guardamos en la piel o en esas zonas.

En ocasiones reímos para no llorar, pero reprimir el llanto puede ser contraproducente para nuestro bienestar físico y emocional.



Por:-  Lic. Psic. Mayra Gómez