jueves, 20 de febrero de 2014

Di lo que sientes

Posted by Harold D' B.B. On 11:09:00 p. m.

Di lo que sientes

Siempre dí lo que sientes y haz lo que piensas...
Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma.
Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más.
Si supiera que esta fuera la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente.
Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo diría te quiero y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.
Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuánto te quiero y que nunca te olvidaré.
El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo.

Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas.
Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si el mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para un sonrisa, un abrazo, un beso, y que estuviste muy ocupado para concederle a alguien un último deseo.

Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesitas, quiérelos y trátalos bien, toma tiempo para decirles "lo siento", "perdóname", "por favor", "gracias" y todas las palabras de amor que conoces.

Nadie te recordará por tus pensamientos secretos.

Pide al Señor la fuerza y sabiduría para expresarlos.

En la India se enseña las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”

Posted by Harold D' B.B. On 11:05:00 p. m.

En la India se enseña las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”
La primera dice:
“La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.
La segunda ley dice:
“Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”.
Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante.
No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante.
Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.
La tercera dice:
“En cualquier momento que comience es el momento correcto”.
Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.
Y la cuarta y última:
“Cuando algo termina, termina”.
Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegue a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!

domingo, 2 de febrero de 2014

Las 10 reglas de oro para cambiar tus pensamientos y mejorar tu vida

Posted by Harold D' B.B. On 10:47:00 a. m.

1 -Cuida tu mente. Rodéate de personas y cosas que te hagan sentir bien, que te aporten crecimiento y positivismo. Evita estímulos negativos, vengan de donde vengan. Tu mente es demasiado maravillosa como para contaminarla. La negatividad de la que se empapa tu mente te reporta luego un sinfín de pensamientos negativos en ella.
2- Crea tus propios patrones de pensamientos para alimentar tus creencias. Esto es, utiliza afirmaciones si quieres fabricadas por ti mismo. Frases que te digas a ti mismo y te reporten beneficio psicológico.
3- Serena y calma tu mente. En ella se fabrican tus pensamientos, la mayor parte del tiempo de forma automática y repetitiva. Se comporta como un animal salvaje, después de muchos años de haber descuidado su vigilancia. Meditación, Relajación, Pilates, da lo mismo. Tienes que volver a ser el dueño de tu mente y de tus pensamientos.
4- La disciplina y el autodominio hacen posible que tu mente este bajo tu control. Tienes que ser perseverante y cuando veas que aparecen pensamientos negativos corregirlos rápidamente y tantas veces como haga falta por pensamientos opuestos positivos.
5- Rectitud en la palabra. Como hablas es un reflejo de tus pensamientos más profundos. Presta atención a como hablas y date cuenta de cuando lo que dices no ayuda a que te sientas realmente bien. En esos casos aprende de tus palabras para en otra ocasión cambiarlas por otras que te hagan sentir bien.
6- Rectitud en la acción. Da ejemplo con cada acción, siéntete a gusto de cómo eres y de cómo actúas. Compórtate como lo haría la mejor versión de la persona que quieres llegar a ser.
7- Vive en el ahora. Siente el presente. De este modo tu mente se calla, se apacigua y es más fácil de utilizar. Cuando sea necesario su uso, surgirá un pensamiento limpio y nuevo, único y lleno de energía positiva, lleno de la agudeza que requiera la situación.
8- Si eres capaz de hacer un poco más feliz a cada persona con la que interactúas en el día, estás sembrando un campo entero de pensamientos positivos en tu mente. No hace falta mucho esfuerzo, muchas veces basta con una sincera sonrisa.
9- No te puedes permitir el lujo del miedo, el estrés o la ansiedad, ni un solo día de tu vida. Un día que vives bajo estos términos supone un montón de pensamientos negativos en tu mente.
10 -Fíjate en todas aquellas virtudes que encuentres en los demás y hazlas tuyas. Por contrario guárdate las críticas hacia tus semejantes, y descúbrelas en tu interior pues seguro están ahí, si no jamás te hubieran molestado.
Si eres capaz de seguir estas 10 reglas y aplicarlas diariamente, te aseguro que harás de tu mente un bello jardín lleno de hermosas flores y plantas, del que solo podrán surgir pensamientos positivos que mejoraran tu calidad de vida y harán posible que seas capaz de crear la vida que siempre has soñado.

Gracias, Gracias, Gracias

Aprender a NO tomarse todo como algo personal

Posted by Harold D' B.B. On 10:40:00 a. m.

Aprender a no tomarse las cosas, los juicios, las palabras y hasta los hechos como algo personal, es una habilidad que puede resultar muy útil, y sobre todo muy liberadora.
Cuando caes en el error de tomarte todo lo que llega a tus oídos como algo personal, sientes la necesidad de identificarte con ello. Mejor dicho, tu ego necesita de ello. Responderá ofensivamente contra ti o contra la otra persona si te sientes desprestigiado y se sentirá alagado e incrementado si lo que recibes son palabras alentadoras.
En cualquiera de los dos casos, busca la aprobación externa, y aunque en ocasiones lo consiga, cedes toda tu valoración personal al juicio de otra persona, aún por encima del tuyo propio.
Un juicio, que no deja de ser relativo y condicionado por el punto de vista personal de alguien que valora en función de su situación actual o incluso intereses.
Por ello es necesario que no te tomes las cosas como algo personal, sobre todo cuando esas palabras atentan contra ti.
Todos sabemos que en función de las circunstancias reaccionamos de una manera u otra ante las mismas situaciones.
Por poner un ejemplo:
Puede que un día, te hayas estado preparando, acicalando durante mucho tiempo, para reunirte con tus amigos o amigas. Poco antes de salir por la puerta del portal, te encuentras con un vecino o vecina, que lleva un día de “perros” (con todo el respeto) o simplemente siente envidia por lo bien luces. Y su comentario sea ofensivo para ti. Algo referente al peinado, o al vestido, los zapatos o cualquier otro accesorio que se te ocurra…
Si te tomas su juicio como algo personal, en ti se crea una gran inseguridad. Quizás te arrepientas de alguna de tus elecciones sobre el conjunto, pero lo cierto es que fuera cual fuera tu elección, esta no hubiera sido distinta. Esa persona, en ese momento, arrastra cantidad de sensaciones negativas, recogidas a lo largo del día. Y aunque sea una bella y buena persona, ni si quiera es consciente de que te ofende. Es como si en ese momento estuviera dominada por un virus, y éste sintiera la necesidad de propagarse para cumplir su misión de seguir infectando a más personas. Tal como funciona un virus informático, o un virus gripal.
Es un ego despertando a otro ego. Alimentándose de la necesidad de juzgar y luchar.
Bajo esa situación imaginaria, aparece un hecho que todos realizamos en algún momento. Incluso con nuestros seres queridos. No significa que seamos malas personas o no los queramos, simplemente actuamos de manera inconsciente porque nuestro punto de vista siempre está condicionado, sobre todo cuando nos dejamos arrastrar por los acontecimientos de un mal día.
Cuando comienzas a aplicar esta habilidad de no tomarse los juicios o acontecimientos como algo personal. Eres inmune a ese virus del que hablábamos antes. Es una gran liberación. Los comentarios, los hechos, son los mismos, pero se puede decir que estás vacunado. Ya no sólo no te afecta lo que pienses los demás, sino que comprendes que en ocasiones, en la mayoría de las ocasiones, las personas actuamos en función de los acontecimientos y situaciones. Algo que todos en algún momento hemos hecho.
Además, el hecho de conocerlo y aplicarlo, minimiza enormemente tu necesidad de juzgar y automatiza el perdón hacia los demás.